miércoles, 29 de mayo de 2013

Variedad de las Drogas Estimulantes y Depresoras


Drogas Estimulantes


Las drogas estimulantes del sistema nervioso central, se caracterizan por incitar la actividad, intensificando la actividad física, la capacidad de atención, el estado de alerta, el estado de ánimo, así como suprimen el apetito y el sueño. Las drogas estimulantes, actúan sobre determinados neurotransmisores, liberando sustancias que influyen sobre los aspectos antes mencionados. Los neurotransmisores afectados, dependen de cada sustancia, siendo los habituales la dopamina y la noradrenalina.

Dentro de las sustancias estimulantes, hay variaciones según su procedencia, existiendo drogas sintéticas y drogas naturales. Dentro de las sintéticas, se encuentran las anfetaminas, el éxtasis, los inhalantes y los esteroides. En el caso de las drogas naturales, están el café, las hojas de coca, la cocaína, el cacao, el tabaco, la efedrina (de la efedra) y el crack.

Efectos de las drogas estimulantes


Las drogas, en general, obedecen a ciertos patrones de conducta dados sus efectos, sin embargo, en todos los casos los efectos están influenciados por determinadas contingencias como por la cantidad de sustancia, la calidad de la misma o las sustancias con que esté mezclada, el ámbito o el estado de ánimo y la forma de consumo.

Las drogas estimulantes no son la excepción. Sus efectos están vinculados por las eventualidades mencionadas. Igualmente, a grandes rasgos se pueden marcar ciertos efectos corrientes. Estas drogas, funcionan estimulando el sistema nervioso central. Alteran la actividad física, el estado de alerta y la agudeza mental.

En el caso de estas drogas, es difícil que se de una adicción física, siendo en general la dependencia psicológica lo que se produzca. En el caso de las drogas más fuertes, como la cocaína o la efedrina dentro de las naturales, así como las sintéticas, es posible que cesando su consumo luego de un período largo de administración, se produzca síndrome de abstinencia.

 
Drogas Depresoras
Las drogas se pueden caracterizar por ser alucinógenas, estimulantes o depresoras del sistema nervioso central. La variedad de drogas depresoras del sistema nervioso central, son los opiáceos, todas las sustancias derivadas del opio, el alcohol y los sedantes o hipnóticos.
Estas sustancias son la heroína, la morfina, la codeína y la metadona, dentro de los opiáceos. El alcohol, en todas sus variaciones de venta, y dentro de los sedantes o hipnóticos, algunos son la benzodiazepinas, los barbitúricos, al igual que toda la diversidad de tranquilizantes y somníferos.
Las drogas depresoras del sistema nervioso central se caracterizan por tener efectos estimulantes en tanto se consuman en dosis pequeñas. Si se abusa de estas sustancias, los efectos son la disminución de la actividad cerebral, produciendo sopor y confusión, pudiendo tener consecuencias más graves.

Efectos y modos de empleo de las drogas depresoras

En muchos casos, estas drogas se utilizan con fines médicos como calmantes del dolor o tranquilizantes, sin embargo, muchas de ellas se venden de forma ilegal. Las drogas derivadas del opio, se caracterizan por aliviar el dolor y son consumidas de forma oral, por vía nasal (directamente siendo esnifada o indirectamente aspirando sus vapores al ser quemada), por vía intravenosa o intramuscular.
Los efectos de estas sustancias son inmediatos, sobre todo mediante la inyección. Alivian el dolor e inducen a un estado de placer y relajamiento. Son drogas proclives a la adicción, en tanto dependencia física como psicológica. En todos los casos, la tolerancia se presenta rápidamente, necesitándose mayores dosis para alcanzar estados similares a los experimentados primariamente.
Por otro lado, los tranquilizante o somníferos, se usan, generalmente con fines médicos. Sin embargo, existe un mercado negro de estas drogas. En primeras instancias tratan la ansiedad, la falta de sueño y relajan. La tolerancia se precipita, incitando a mayores dosis con el correr del tiempo. Generan dependencia y adicción, si se abusa de su consumo
  • ¿Cual crees que es mas dañina, las drogras estimulantes o las depresoras? Y nombre al menos 3 tipos de drogas estimulantes y depresoras.


4 comentarios:

  1. Considero que las drogas estimulantes son las mas dañinas debido a que la mayor tasa de muerte en EEUU se da por estas. Estas pueden acelerar los latidos del corazon produciendo infarto o hasta la muerte, desesperacion, perdida de la memoria a largo plazo, panico, ademas que sino se da un control del comportamiento puede producir problemas mucho mas graves. Entre las estimulantes tenemos: anfetamina, metanfetaminas,modafinilo y las depresoras tenemos: barbitúricos, benzodiazepinas, narcoticos.

    ResponderEliminar
  2. Las dos son dañinas, la que genera mas seria la estimulante ya que es la que ataca mas fuertemente al organismo de distintas formas, generalmente causa un estado de furor en uno mismo y esta se clasifican en cocaína, alucinógenos de origen natural y sintético, nicotina y hasta el estoroide, y las depresoras se pueden clasificar en la cannabis, tranquilizantes e incluso el alcohol. Estas dorgas son usadas en el campo de la medicina, pero los estimulantes ha disminuido su uso por efectos dañinos.

    ResponderEliminar
  3. a mi pareces las dos son dañinas, aunque actuen diferente estas traen consecuencias graves como la muerte. entre las drogas estimulantes estan la anfetamina, metanfetaminas, modafinilo y las depresoras: barbitúricos, benzodiazepinas, narcoticos.

    ResponderEliminar
  4. Una droga estimulante es aquella que produce mejoras temporales de la actividad neurológica o física. Pueden producir además síntomas adicionales como incremento de la alerta, productividad, incremento de la presión sanguínea, aceleración del pulso sanguíneo, mejora del equilibrio, hiperalgesia, euforia, disminución del apetito y/o el sueño, convulsiones, manía o la muerte.
    Este grupo se subdivide a su vez en subgrupos: adamantanos , alquilaminas, arilciclohexilaminas, benzodiazepinas, colinérgicos, convulsivos, eugeroicos, oxazolinas, feniletilaminas, piperazinas, piperidinas, pirrolidinas y tropanos y en las depresivas tenemos: antihistamínicos, antipsicóticos, disociativos, GABAnérgicos, glicinérgicos, narcóticos y simpatológicos.

    ResponderEliminar